Realmente es muy molesto que tus cuchillos estén desafilados y no corten con un buen filo todos los alimentos que pones encima de tu tabla de madera. Para eso, hoy te vamos a hablar de los afiladores de cuchillos para tu cocina sin que haga falta que los lleves a un afilador profesional.

 

Afilador de cuchillo manual

 

 

Este afilador de cuchillos está compuesto de dos niveles de afilado, pero hay desde un nivel de un solo afilado hasta de tres. En primer lugar, en este caso, a la hoja del filo le tenemos que dar un tipo de afilado llamado “grueso”. Este tipo de afilado se encargará de afilar la mayor parte de la hoja de modo uniforme. El afilador es un material llamado Wolframio, también conocido como Tungsteno, que entre sus propiedades resalta su dureza y el poder de dar un mejor acabado con un mínimo desgaste a la hoja del cuchillo.

El segundo nivel, también llamado afilado “fino” se encuentra construido en cerámica de alta calidad y durabilidad. Este afilado, también conocido como perfilado de la hoja, es el responsable de darle el toque final a la hoja de modo que recupere en su totalidad su capacidad de corte. De esta forma, tendremos un cuchillo perfectamente afilado con solo dos pasos y sin la necesidad de tener que prescindir de él.

 

 

 

Afilador de cuchillos plegable de Arcos

 

 

El afilador de cuchillos Arcos, se encuentra diseñado tanto para cuchillos de filo liso como perlado. Para utilizarlo, simplemente coloca la hoja del cuchillo entre las dos palancas afiladores en forma de «V» y desliza el cuchillo desde el mango hasta la punta de forma horizontal. Repite esta operación hasta conseguir el afilado que deseas. Es realmente útil en tu cocina y lo puedes limpiar y guardarlo en cualquier parte, ya que es bastante pequeño.

 

Afilador de cuchillos eléctrico

 

 

 

Los modelos eléctricos permiten un afilado perfecto de todos tus cuchillos sin esfuerzo alguno. Esta es una muy buena opción para conseguir un afilado de alta calidad, rápido y sin preocupaciones. Estos productos que te presentamos destacan por la gran calidad de sus acabados en la fabricación y la garantía de durabilidad.

Este práctico afilador, construido a partir de una serie de rodillos internos y piedra de diamante permite afilar cualquier tipo de cuchillo de filo liso. Cuchillos de acero, acero inoxidable y titanio, obtendrán excelentes resultados en poco tiempo.  El uso de la piedra de diamante hace que este afilador eléctrico tenga unos rendimientos insuperables respecto a marcas similares del sector. Además, es el único del mercado que permite afilar también cuchillos cerámicos.

Construido con tecnología punta y materiales de gran durabilidad, es el propio sistema del afilador de cuchillos quien regula la presión y el ángulo en el que ha de apoyarse el cuchillo para permitir el afilado correcto con unos resultados sorprendentes en un par de pasadas.

 

Chaira clásica

 

 

 

Este afilado con chaira que te presentamos a continuación sería la forma clásica por excelencia. Te recomendamos esta manera de realizar el afilado, apoyándola en un paño o una superficie que no resbale sobre todo si nunca antes habías trabajado con ella puesto que la consideramos la más segura y la que te va a permitir cometer menos errores que si empiezas a utilizarla sin apoyo. Lo primero que tenemos que hacer es situar la Chaira con la punta hacia abajo en una superficie plana y que no se mueva. Tu mesa de cocina, por ejemplo.

Si eres diestr@ sujeta la chaira desde el mango con tu mano izquierda y el cuchillo con la derecha. Vamos a trabajar con el filo del cuchillo también para abajo y trataremos de apoyarlo sobre el cuerpo de la chaira en un ángulo de 20 grados aproximadamente. Lo que viene a continuación es realizar pasadas haciendo un movimiento de arco: empezamos desde la última parte del filo del cuchillo y lo deslizamos progresivamente hacia la punta.

 

De esta forma, con cualquiera de estos productos especializados para afilar tus cuchillos, podrás hacerlo en casa y obtener un resultado estupendo.