Cocinar es una actividad que llevamos a cabo, tanto por necesidad como por afición. Es siempre muy recomendable por cuestiones de economía y sustentabilidad utilizar alimentos de temporada en nuestra cocina.

Estamos a pocas semanas de que inicie la que para muchos es la estación más colorida y ferviente del año: la primavera. A continuación, te presento los alimentos de temporada que no puedes dejar de consumir durante esta época.

Frutas

Cerezas

Son bajas en calorías y fuertes antioxidantes, ricas en vitamina A, C, E y minerales como magnesio, hierro y potasio. Sus propiedades son excelentes para prevenir el Alzheimer y el cáncer,y también ayudan a reducir el riesgo de padecer diabetes y pérdida de la memoria.

Plátano

Es una fuente abundante de fibra, que ayuda al correcto funcionamiento del aparato digestivo, y aporta minerales como el potasio para que los sistemas nervioso y muscular estén en buen estado. Se sabe que su ingesta contribuye a regular la presión arterial.

Fresas

Consideradas como uno de los emblemas de la primavera, tienen bajos niveles de calorías, aportan vitaminas del grupo B, vitamina K, además de ser antioxidantes naturales. También pueden fortalecer el sistema óseo y disminuir el colesterol malo en la sangre.

Piña

Contiene vitaminas A, B1 y, en mayor cantidad, vitamina C. Además de ácido fólico, es un antidiarreico natural y contribuye a la salud del hígado.

Otras frutas imprescindibles para la temporada de primavera son la manzana, la naranja, la frambuesa, la ciruela y el níspero.

Verduras

Alcachofa

Algunos de sus beneficios son reducir el nivel de triglicéridos, combatir la retención de líquidos, depurar los riñones y prevenir el estreñimiento.

Acelga

Rica en vitamina A, C, yodo, hierro, magnesio y potasio, es muy buena para prevenir la aparición de hemorroides, pérdida de visión, regular los índices de colesterol y tener una buena digestión.

Berenjenas

Fuente de fibra y antioxidantes, vitaminas y minerales, indispensables si quieres tener una buena circulación, adelgazar, mejorar el proceso digestivo y evitar el insomnio. Hay que asegurarse de comerlas cocinadas, nunca crudas, ya que eso puede ser perjudicial para la salud.

No podemos dejar de lado el apio, las espinacas, los espárragos, la lechuga y la zanahoria.

Alimentos de origen animal

Tenemos los pescados y mariscos, con propiedades como sus niveles de Omega-3, proteínas, vitaminas y minerales. El atún, el arenque, el calamar, el bacalao y el camarón son muy buenas opciones para disfrutar suculentos platillos en la próxima época primaveral. También podemos degustar comidas hechas a base de aves, como el pollo y el pato.

Como consejo extra, no deben faltar elementos como el aceite de oliva y una buena copa de vino tinto.

Es maravilloso deleitar el paladar creando maravillas gastronómicas dentro de tu propia cocina con alimentos de temporada. Después de todo, cocinar es un gusto y un arte.