¿Aún no sabes qué preparar en Nochebuena? Con estas recetas serviremos platos dignos de un gourmet preparados en nuestras cocinas, ¡como si fueran de un restaurante fino!

Te aseguramos que sorprenderás gratamente a los tuyos.

Recetas para Nochebuena

Desde platillos fáciles hasta los más elaborados. No te pierdas estas 7 recetas que, con toda seguridad, amarás.

Pechuga de pularda con zanahorias y castañas

Haz un par de cortes transversales a la pechuga de pularda y sazona con sal y pimienta. Llévala al sartén y retírala una vez que la piel se dore, después métela al horno precalentado a 180°C durante 5 minutos, no sin antes espolvorear un poco de perejil y semillas de hinojo encima.

Mientras tanto, saltea las castañas en la misma sartén de la pechuga, junto con trocitos de oporto y vinagre balsámico, sazona y reserva. Hierve un manojo de zanahorias baby ya peladas hasta que estén tiernitas. Fríe hojas de salvia, cantidad a elegir. Corta 3 tomates medianos por la mitad, sazónalos y añádeles queso rallado, debes meterlos al horno por unos minutos o hasta que el queso derrita.

Cuando todo esté preparado, lleva la pechuga a un platón junto a las zanahorias, los tomates y las castañas sobre un asiento de hojas de salvia. ¡Estupendo!

Brochetas de calabacín y langostinos

Esta receta es de lo más sencilla. Solo debes pasar ambos ingredientes por la plancha bien salpimentados para montarlos en un pincho. Aunque parezca algo sencillo, son deliciosos.

Sopa de pescado

Fríe una cebolla picada finamente con aceite de oliva y tomate triturado. Añade una cucharadita de harina e incorpora todo moviendo constantemente para evitar que se queme. Pasa esta preparación por la batidora y une todo al caldo de pescado o fumet en una cacerola caliente. Déjalo ahí por un par de minutos a fuego medio.

Fríe el pan y machácalo con un mortero junto con dos ajos medianos y algo de perejil. Mezcla todo con un poco del caldo de pescado e incorpóralo a la cacerola. Añade una zanahoria rebanada en julianas, así como el pescado, 50 gramos de mejillones y 15 langostinos, deja cocinar hasta que todo se encuentre bien cocido. ¡Un delicioso plato para estas épocas de frío!

Pierna asada de cochinillo

Sazona la pierna y colócala sobre una rejilla dentro de una bandeja para horno. Vierte un vaso de agua en la bandeja para generar suficiente vapor, de esta manera la pierna quedará muy jugosa.

Mete la bandeja con la piel de la pierna hacia arriba en un horno precalentado a 180°C, durante 2 horas. Esto puede variar de acuerdo al tamaño de nuestro cochinillo.

Durante la cocción, puedes ir esparciendo los jugos de la pierna sobre la piel, y cuando esta comience a dorarse, pínchala con un tenedor para evitar burbujas.

Una vez que la piel luzca un color dorado, sube la temperatura de tu horno a 200°C, de esta manera la corteza quedará crujiente y con un bello color acaramelado.

Recuerda dejar reposar la pierna al menos durante 10 minutos en un sitio cálido antes de servir. Acompáñala con una ensalada de varias lechugas. ¡Tus invitados quedarán satisfechos!

Tostas de foie y mango

Debes tostar pan en el horno, una vez crujiente añade a cada rebanada una lámina de foie y un trozo de mango cocinado a la plancha, esparce un toque de pimienta encima y unas gotitas de reducción de vinagre de Módena. ¡Listo!

Solomillo de ternera con foie en salsa de oporto

Corta cuatro filetes pequeños de foie. Saltea el solomillo en una sartén bien caliente con mantequilla, salpimentar al gusto y freír muy bien por ambos lados. Una vez preparados, colócalos sobre las rebanadas de pan y reserva.

En la misma sartén, saltea los filetes de foie durante 15 minutos de cada lado y colócalos sobre los solomillos. Para preparar la salsa de oporto solo vierte medio vaso de vino de oporto en la misma sartén, deja reducir junto al jugo de los solomillos hasta que se caramelice. Vierte la salsa sobre la preparación y sirve bien caliente. ¡Un manjar!

Pollo relleno al horno

Coloca en un tazón 500 gramos de carne picada, una cucharada de orégano, pimienta negra, 50 gramos de tocino, un huevo y media copa de jerez. Incorpora muy bien todos los ingredientes y coloca esta mezcla sobre un pollo completo y deshuesado. Extiende la preparación tal y como si se tratara de masa. Finalmente, cose todo con hilo de bridar de manera que no se salga el relleno, quedará como un rollo gigante de pollo. Una vez cosido el pollo, introdúcelo en una rejilla para que quede muy bien prensado. Unta manteca y rocía jerez. Llévalo al horno a 180°C durante una hora y media. Recuerda darle la vuelta cuando se encuentre a la mitad de la cocción, puedes regarlo de vez en cuando con caldo de pollo. Acompáñalo con puré de patata. ¡Perfecto!

Recetas espectaculares que puedes preparar en tus cocinas y sin salir de casa. ¡Sorprende a tus invitados!