Como todos, habrás visitado una infinidad de cocinas durante tu vida, tal vez prestando atención a los agradables aromas de lo que se prepara o al bonito diseño que usualmente todos buscan imprimir en un espacio tan importante como este.

¿Y has notado los cubos de basura? En una cocina donde se preparan tres comidas al día, se produce la basura resultante de todos esos procesos (que sí, es un montón); lo que vale la reflexión: ¿por qué le prestamos tan poca atención a los cubos de basura?

La actualidad también ha alcanzado a este pequeño y útil recipiente presente en cualquier espacio para cocinar y aquí, vas a conocer los diversos tipos disponibles en el mercado. Seguro que luego de revisar las diversas opciones te quedas con alguna idea, ¿vamos?

Tipos de cubos de basura para cocinas

Por higiene y manejo del tipo de desperdicios que se generan en una cocina, pero también por responsabilidad ecológica, un cubo de basura en una cocina juega un papel de la mayor importancia. Estos son los tipos más relevantes:

Apertura a pedal

Los has visto durante toda tu vida y la razón es muy simple: los clásicos nunca mueren. Se caracterizan por contar con un mecanismo interno accionando por un pedal que presionaremos con el pie para levantar la tapa.

Este tipo de cubos de basura, incluye también una subcategoría, denominada de apertura push, cuya tapa fija presentará una puerta que se desplazará hacia el interior o girará al empujarla, dependiendo de su complejidad.

Apertura touch bin

Llegamos al reino de la alta tecnología. Presentes en distintos modelos que incluyen desde estilos retros, hasta art decó, estos botes de basura se abren automáticamente al tocar su tapa con un dedo.

Usualmente funcionan con batería e incluyen funciones de cierre hermético que mantendrán los malos olores en su interior.

De sensor

Las ligas mayores del lujo y la sofisticación: un mecanismo similar al tipo anterior se activa por medio de un sensor infrarrojo que detecta el movimiento de tu mano y abre la tapa.

Extraíble / bajo fregadero

También conocidos como cubo/puerta, se instalan por medio de un soporte debajo de la tarja o fregadero de la cocina, que se asegura a las paredes internas del espacio; se retraen por medio de un canal de cajonera al abrir la puerta del espacio.

Disponible en distintas variantes, este tipo de modelo se encuentra en boga por ser práctico y, aunque implica ciertas labores de instalación, estas son, en realidad, sencillas.

Finalmente, es importante tomar en cuenta que en toda la variedad de tipos de cubos de basura, existen opciones que incluirán distintos compartimientos, destinados a facilitar labores de reciclaje que es importante realizar en todos los hogares.

¿Deberías cambiar tu cubo de basura?

Sí, sobre todo si aún no has integrado políticas de reciclaje en todos los espacios de tu hogar, que son una responsabilidad compartida por todos, y que además de cuidar de nuestro entorno, eliminarán ciertos olores provocados por mezclar basuras orgánicas e inorgánicas.

Por otro lado, a todos los tipos de botes de los que hemos hablado, podemos añadirles cosas destinadas a mejorar nuestra calidad de vida durante el tiempo que pasamos en nuestra cocina, como por ejemplo:

- Distintos modelos y diseños de tapas.

- Acrílicos y adhesivos de variados dibujos para cambiar su estilo según temporada.

- Filtros para controlar hedores.

¿Te imaginabas que existían tantas opciones para todo tipo de cocinas? Seguro que alguna se vería bastante bien en la tuya y, sobre todo, mejoraría la funcionalidad y el trato que le das a tu basura. ¡Anímate a cambiar el tuyo!