La cocina es una de las estancias de una casa en la que más tiempo pasamos (tanto si tenemos visita como si no) y se hace muy importante que sea un espacio amplio, cómodo, luminoso, cálido y agradable. Por tanto, no es de extrañar que nos apetezca renovarla cada cierto tiempo.


Sin embargo, la decisión de reformar la cocina es algo muy personal que cada persona (o familia) debe pensar muy bien antes de llevar a cabo. El trabajo que conlleva una reforma no es poco y puede estresar mucho: rediseñar la cocina (podemos acudir a profesionales del sector para ello), buscar quien realice la reforma, estar pendientes de la obra, la compra de nuevos electrodomésticos y de mobiliario…


Pero, realmente, ¿cuándo conviene reformar este espacio? Aquí van algunos motivos por los que llevar a cabo la reforma de la cocina:


-Cuando hay que ampliar la superficie de trabajo (encimera) y ganar más en capacidad de almacenamiento. A veces, la encimera y los armarios se nos quedan algo pequeños y necesitamos nuevo mobiliario para satisfacer nuestras necesidades.


-Si la cocina es pequeña y queremos ganar más espacio uniendo alguna habitación o estancia anexa a ella que no usamos. Ideal si tienes pensado poner una mesa y unas sillas para poder comer en la cocina.


-Cuando ampliamos la familia y necesitamos ganar más espacio en la cocina. También puede darse el caso a la inversa: si nos quedamos solos y la cocina nos parece muy grande, bastará con una pequeña estancia que nos sirva de cocina.


-Cuando el estilo de la cocina se ha quedado anticuado y queremos darle un cambio radical para modernizarla. El mobiliario de cocina también evoluciona y en el mercado actual hay cocinas preciosas llenas de color y alegría.


-Cuando los materiales de cocina necesitan una renovación: puertas rotas, madera o piedra estropeadas por las manchas de grasa o agua, desconchones en las paredes…


-Cuando la cocina es muy oscura y queremos dotarla de una mayor luminosidad.


-Cuando necesitemos renovar los muebles de cocina para tener un acceso más fácil y cómodo a lo que guardemos en ellos, además de tener que renovar los electrodomésticos. Con todo ello, conseguiremos una cocina mucho más eficiente.



Conviene pensar en cuál es el mejor momento para renovar la cocina ya que, mientras dure la reforma, es un espacio del que se prescinde durante un par de días o semanas (dependiendo de si se trata de una gran reforma o es más bien simple), sin contar con los días festivos o puentes que pueden paralizar la obra aún más. Por tanto, debemos tenerlo en cuenta para pensar en cuál es el momento en que podemos permitirnos quedarnos sin cocina.

Una vez tengamos claro el motivo por el que queremos reformar nuestra cocina y el momento ideal para hacerlo, hay que trabajar en el diseño de la nueva cocina. Para ello, lo mejor es contar con profesionales de cocinas que nos brinden asesoramiento e ideas para redistribuir el nuevo mobiliario (y que, a su vez, coordinen el trabajo con una empresa de reformas).

En Cocimobel somos expertos en diseño y renovación de cocinas. Ven a vernos y pídenos el presupuesto de la cocina de tus sueños para disfrutarla junto a los tuyos como si se tratara de cualquier otro espacio de casa.