Una de las últimas tendencias en cocinas es adaptarla para que sea parte, o al menos que esté abierta, al salón. Las cocinas abiertas es una de esas modas que llegan para quedarse, ya que a la mayoría de gente que las tiene así, sólo ven ventajas. Igualmente, y como es normal, también hay otras personas que piensan lo contrario, es decir, que es mejor que la cocina esté en su propio habitáculo cerrado, ya sea porque no esté a la vista, o por no “ahumar” la casa cuando se está cocinando.

Desde luego el tema de “ahumar” la casa es una excusa, ya que con unos buenos extractores no tiene por qué salir el olor o humo de la cocina, e incluso con una buena ventilación natural mediante amplias ventanas.

Una de las ventajas de tener la cocina abierta a otra instancia de la casa es que visualmente, dicha estancia, al fusionarse con otra, parece mucho más grande. Esta idea es una idea genial sobre todo para aquellas casas que tienen la cocina pequeña, llegando incluso a ser mucho más práctico ya que podemos pasar directamente la comida de la cocina a la habitación de estar, para poder comer allí tranquilamente.



Otra ventaja de este tipo de cocinas es que aquella persona que está cocinando no está sola en la cocina, sino que está en contacto con el resto de la familia o amigos que se encuentran en el salón, y además resulta muy cómodo porque se puede vigilar toda (o casi toda) la casa desde casi cualquier punto, tanto de la cocina como de la habitación de estar.

Una cocina abierta permite utilizar elementos de transición entre la cocina y el salón, pudiendo poner una mesa de comedor que divida visualmente el espacio, pero sin dividir los metros. Esto es un concepto abierto y diáfano que se consigue con muebles de cocina modernos y funcionales, obteniendo así un conjunto sin estridencias.



De todas formas, para gustos, no hay nada escrito, así que dependiendo del tipo de clientes que seas, y tus necesidades, tendremos disponibles la cocina que siempre has querido, pudiendo elegir entre cocinas abiertas en espacio diáfanos, como cocinas en un único habitáculo cerrado.

¿Y tú como la prefieres?