La decoración mediterránea es conocida por su encanto rústico, colores cálidos y una sensación de frescura y acogimiento que recuerda a las casas en las costas del Mediterráneo. Este estilo, influenciado por los paisajes de Grecia, Italia, España y otros países mediterráneos, puede transformar tu cocina en un espacio lleno de luz, calidez y estilo. A continuación, te ofrecemos ideas y consejos para lograr una cocina con una auténtica decoración mediterránea.

1. Paleta de Colores Mediterráneos

La base de la decoración mediterránea está en su paleta de colores inspirada en el mar y la naturaleza.

Azules y Blancos: Utiliza tonos de azul, desde el azul cielo hasta el turquesa profundo, combinado con blancos nítidos para evocar el mar y el cielo. Pintar las paredes de blanco y añadir detalles azules en azulejos, utensilios o accesorios puede crear un ambiente fresco y relajante.
Tonos Terrosos: Los colores terrosos como el terracota, el beige y el ocre son esenciales. Estos tonos pueden incorporarse en pisos de baldosas, encimeras de piedra o accesorios de cerámica.
Toques de Verde y Amarillo: Pequeños detalles en verde oliva y amarillo sol pueden añadir un toque vibrante y natural a la cocina. Puedes utilizarlos en textiles, plantas o pequeños accesorios.

 2. Materiales Naturales y Texturas

El estilo mediterráneo se caracteriza por el uso de materiales naturales que aportan textura y autenticidad.

Madera: La madera, especialmente en tonos claros y envejecidos, es fundamental. Utiliza muebles de madera rústica para los armarios y mesas. Las vigas de madera expuestas en el techo también son un elemento distintivo.
Piedra y Cerámica: Los suelos de baldosas de terracota o piedra natural aportan una sensación de frescura. Los azulejos de cerámica pintados a mano pueden utilizarse en el salpicadero o como detalles decorativos en las paredes.
Textiles Naturales: Opta por textiles de lino y algodón para cortinas, manteles y cojines. Estos materiales no solo son frescos y transpirables, sino que también añaden un toque rústico

 3. Elementos Decorativos Típicos

Los detalles decorativos son cruciales para completar el estilo mediterráneo.

Azulejos y Mosaicos: Los azulejos con diseños geométricos o florales en colores vivos son característicos de la decoración mediterránea. Úsalos en el salpicadero, como bordes decorativos o incluso como revestimiento parcial de las paredes.
Utensilios de Cobre: Los utensilios de cocina de cobre, como ollas, sartenes y cazuelas, no solo son funcionales sino también decorativos. Puedes colgarlos a la vista para añadir un toque rústico y elegante.
Cerámica y Vasijas: Las vasijas y jarrones de cerámica pintada a mano son perfectos para añadir autenticidad. Utilízalos para almacenar utensilios o simplemente como piezas decorativas.

4. Mobiliario y Distribución

El mobiliario y la disposición también juegan un papel importante en una cocina mediterránea.

Isla de Cocina: Una isla de cocina de madera con una encimera de piedra puede servir como un punto focal. Asegúrate de que tenga espacio para almacenamiento y, si es posible, un área para sentarse.
Estanterías Abiertas: Las estanterías abiertas son comunes en las cocinas mediterráneas, permitiendo mostrar vajillas de cerámica, botellas de aceite de oliva y frascos de especias. Estas estanterías pueden ser de madera rústica o hierro forjado.
Muebles de Mimbre: Las sillas y taburetes de mimbre o ratán añaden un toque natural y relajado. Estos materiales son duraderos y aportan una textura interesante al espacio.

5. Iluminación y Ambiente

La iluminación adecuada es clave para crear un ambiente acogedor y luminoso.

Luz Natural: Aprovecha al máximo la luz natural. Grandes ventanas sin cortinas pesadas permiten que la luz inunde la cocina, creando un ambiente brillante y alegre.
Lámparas Colgantes: Las lámparas colgantes de hierro forjado o cobre sobre la isla de cocina o el área de comedor añaden un toque rústico y elegante. Opta por bombillas de luz cálida para crear un ambiente acogedor.
Velas y Faroles: Utiliza velas y faroles de metal para añadir una iluminación suave y romántica, ideal para las cenas familiares o con amigos.

 Conclusión

La decoración mediterránea puede transformar tu cocina en un espacio luminoso, cálido y acogedor. Al incorporar colores vibrantes, materiales naturales y elementos decorativos característicos, puedes crear un ambiente que no solo es funcional, sino también estéticamente agradable y lleno de vida. Ya sea que estés renovando completamente tu cocina o simplemente añadiendo algunos toques decorativos, estas ideas te ayudarán a capturar la esencia del estilo mediterráneo y traer un pedazo del Mediterráneo a tu hogar.

FINANCIACION HASTA 48 MESES SIN INTERESES

¿Preparado para empezar? Contáctanos.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar