Según los responsables de cada hogar, las cocinas suelen tener una serie de utensilios u otros, pero uno de los elementos básicos son las tablas de cortar. Puedes escoger entre una gran variedad de colores, tamaños, formas y texturas y precios. Si quieres saber cuál es la que más te conviene, sigue leyendo.

¿Cómo puedes escoger la mejor tabla de cortar?

Cuando realices cualquier receta y necesites manipular sus ingredientes, es conveniente ayudarte de una buena tabla para cortar. De esta forma trabajarás con facilidad, comodidad y seguridad cualquier producto.

El cuchillo debe estar en perfectas condiciones y por ello debes tener una tabla adecuada para no estropearlo, siempre poniendo atención en que tenga la medida adecuada y no sea ni muy dura ni muy blanda.

Necesitas tener como mínimo dos tablas, aunque siempre es aconsejable contar al menos con tres. Una para vegetales, otra para carne y otra para pescado. El motivo de utilizar tantas tablas es que estén perfectamente limpias y no produzcan contaminación cruzada.

Por ejemplo: si troceas con un cuchillo en una tabla un pedazo de carne contaminada y, sin lavar ni el cuchillo ni la tabla, picas a continuación una lechuga, estarás realizando una contaminación cruzada.

¿Cómo cuidar las tablas de cocina?

- Evita exponerlas a fuentes de calor, cortes bruscos o colocar sobre ellas elementos muy pesados.

- Lávalas tras cada uso de forma inmediata.

- Sécalas adecuadamente tras cada limpieza y evita que acumulen humedad y bacterias.

- Guárdalas al aire.

Tipos de tablas

Madera

Son las más bonitas y populares. Puedes encontrarlas de madera de bambú, olivo, haya, roble o arce.

Sintéticas

Las hay de muchos tipos y calidades, lo recomendable es escoger las de propileno que están reforzadas y se desgastan menos, además de ser más seguras y no acumular tantos olores.

En las cocinas caben todo tipo de tablas, pero, ¿cuál es la más adecuada para ti?